jueves, 14 de junio de 2007

Recetas de castañas



Las castañas son un alimento muy energético que contiene un 40% de hidratos de carbono. También poseen proteínas, lípidos, sales minerales y vitaminas A, B y C. Como contrapartida tienden a producir flatulencia y estreñimiento.

La cultura popular de cada región ha ideado diferentes modos de prepararlas. Se pueden comer crudas, asadas, cocidas o secas.

Las castañas se secan para conservarlas durante el invierno. Se les quita la cáscara externa y el pellejo interno y se dejan secar. Luego se guardan en un lugar libre de humedad. Pero cuando se consigue un aroma especial es siguiendo el largo proceso de secado en las "corras" al lado del árbol y después en el "sardo" de las antiguas cocinas de leña. A las castañas secas se les llama también castañas pilongas o " mayucas".

Castañas asadas:

Solamente podemos asar las castañas cuando están recién recolectadas. Se les hace un corte antes de ponerlas al fuego en el asador, ya que explotarían si no lo hiciéramos. Hay que remover con frecuencia para evitar que se quemen por un lado y se queden crudas por el otro.

Castañas cocidas con leche:
Se cuecen las castañas peladas en agua con sal durante 1:30 ó 2 horas, hasta que estén hechas. Mientras aún están calientes se pela la membrana interna (en frío es más difícil)
Cuando tengamos un buen tazón de castañas añadimos leche y ya está listo. Riquísimo.

Pote de castañas:

Hay varias formas de preparar este plato. Según la zona. Puede ser con chorizo, morcillas, tocino entrevenado, patatas y las castañas. El que yo conozco, porque se hacía en casa de los abuelos, era mas ligero solamente llevaba castañas.
Siempre se hacían con castañas "mayucas" que se ponen a remojo la noche anterior
, como se hace con las legumbres secas. Después se cuecen en agua con sal durante 1:30
horas aproximadamente. Se hace un sofrito con cebolla y pimentón, se deja cocer un poco más y se sirve.